Alerta de noticias:
Platinum Equity Adquiere a Solenis de Clayton, Dubilier & Rice
Cerrar 686C6711-FB74-47F4-AFEE-14D0F9C09B39

Impacto de la legislación en el envasado sustentable de alimentos y bebidas

Las nuevas leyes están teniendo un impacto en la fabricación y el uso de plásticos. La industria de alimentos y bebidas está respondiendo al cambiar el embalaje por productos más sustentables.

Por: Richard Brooks | lunes, 5 de julio de 2021 | Tiempo de lectura: 8 minutos

Hubo una vez en la que el uso del plástico en los envases de alimentos y bebidas fue una revelación. Los plásticos ayudaron a mantener la calidad de los alimentos, aumentar la vida en almacén y a facilitar el embalaje y el envío. Sin embargo, los efectos adversos del plástico en el medio ambiente han aumentado. Casi todos los residuos plásticos se incineran, se vierten en vertederos o en el agua. Actualmente, se recicla muy poco. La contaminación del agua, los problemas de salud, las amenazas para la vida marina y los vertederos que contienen productos químicos nocivos son consecuencias del uso y la disposición del plástico.

Recientemente, un informe de la Fundación Ellen MacArthur predijo que, en 2050, habrá más plástico en el mar que vida marina.. Según la Unión Europea, hasta un 85% de los residuos que se encuentran en sus aguas son plásticos. Además, un estudio reciente de Pew Charitable Trust demostró que 11 millones de toneladas de residuos plásticos entran en el océano cada año y, si no se controla, para el 2040 este valor crecería a 29 millones de toneladas métricas al año.

Como resultado, los gobiernos estatales, nacionales y regionales están empezando a tomar medidas legislativas para minimizar el impacto medioambiental del plástico. Muchas de estas acciones se centran en la eliminación de bolsas de plástico, pajitas y otros artículos de un solo uso, como los vasos de poliestireno, mientras que otras acciones están dirigidas a la familia de productos químicos per- y polifluoroalquilo (PFAS).

Algunos ejemplos de acciones legislativas relacionadas con los plásticos de un solo uso son:

  • La Directiva 2019/904 de la Unión Europea prohíbe 10 plásticos de un solo uso en los mercados de los estados miembros y ordena a estos estados que adopten medidas que reduzcan la producción de plásticos de un solo uso en favor de materiales más sustentables, reciclables y reutilizables. Esta ley entrará en vigor en julio de 2021, aunque los Estados miembros la aplicarán con su propia legislación y regulación.

Los platos revestidos de plástico, incluyendo el (bio) plástico aplicado, están sujetos a restricciones por parte de la UE; sin embargo, las tazas para café no están prohibidas "debido a que no hay alternativas no plásticas disponibles a escala suficiente para las mismas aplicaciones".

  • Varios países, como Canadá, Tailandia, Ruanda y Bangladesh, así como la Ciudad de México, provincias en Australia y varios estados en los EE. UU., han prohibido las bolsas de plástico de un solo uso.
  • En 2015, el Reino Unido aprobó un impuesto sobre las bolsas de plástico de un solo uso y, tres años después, prohibió la venta de productos que contienen microesferas. Inglaterra también prohibió el uso de pajitas de plástico, agitadores e hisopos de algodón.
  • China, después de prohibir todas las importaciones de plástico en 2017, a principios de este año prohibió las pajitas de plástico en restaurantes, así como los plásticos de un solo uso.

En el caso de las sustancias PFAS, algunos países han aprobado leyes que regulan el uso de determinados compuestos, mientras que otros ofrecen orientación en este punto:

  • En 2020 Dinamarca prohibió el uso de papel y cartón revestidos de PFAS y se unió a otros cuatro países de la Unión Europea (Alemania, Países Bajos, Noruega y Suecia) para proponer que se limite la fabricación y el uso de PFAS.
  • La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OECD) en septiembre de 2020 recomendó el uso de PFAS de cadena corta y alternativas no fluoradas a PFAS de cadena larga para papel y cartón utilizados en el envasado de alimentos. La OECD instó a los gobiernos a emitir información sobre los riesgos de las PFAS y a aumentar la concientización sobre las alternativas que no son PFAS.
  • En abril, la Agencia de Protección Ambiental de EE. UU. creó un Consejo de la EPA sobre PFAS para revisar los posibles riesgos medioambientales y sanitarios que pueden surgir de 29 productos químicos en esta familia.
  • El actual Congreso de EE. UU. está considerando varias partes de la legislación que abarcan la detección y la investigación, posibles nuevas regulaciones, asistencia para la limpieza y exposición a PFAS en torno a las bases militares.
  • El Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar de Japón revisó recientemente su Ley de Control de Sustancias Químicas para prohibir el procesamiento del surfactante ácido perfluorooctanoico (PFOA o C8).
Innovación en el Embalaje de Papel

La industria del embalaje de papel tiene ahora la oportunidad de ayudar a abordar el problema de la contaminación plástica, desarrollando soluciones de embalaje innovadoras que podrían ser tan funcionales como los plásticos y, al mismo tiempo, ser fácilmente compostables, reciclables y repulpables.

Sin embargo, deben superarse varios desafíos para que los envases a base de papel sustituyan a los plásticos. Entre ellos se incluyen:

Función - Muchas aplicaciones requieren que el empaque sea resistente al agua y la humedad, al aceite, a la grasa y a otros productos químicos. El empaque debe tener la resistencia y durabilidad necesarias para proteger el contenido en una variedad de condiciones. En el envasado de alimentos, los requisitos de seguridad alimentaria deben cumplirse sin afectar el producto. Para hacer frente a las necesidades de funcionalidad, se están desarrollando nuevos revestimientos de barrera más sustentables y respetuosos con el medio ambiente para sustituir las barreras tradicionales, como el polietileno o las PFAS, que se utilizan actualmente en los embalajes de papel.

Composición: especialmente para el envasado de alimentos, cumplir con los estándares de compostaje industrial y doméstico es fundamental para minimizar la contaminación. El Instituto de Productos Biodegradables (BPI) y TUV Austria son ejemplos de organismos de certificación que establecen requisitos para compostar artículos de embalaje. Además, OWS, con sede en Bélgica, ofrece servicios de pruebas y ensayos de biodegradabilidad, compostabilidad y ecotoxicidad para Solenis y otras empresas.

Repulpaje: la industria del papel ha sido un promotor estándar de la reutilización del papel como alternativa al uso de la celulosa de madera. Los vasos de papel se fabrican normalmente a partir de fibra virgen, pero no se pueden reciclar o repulpar fácilmente debido a los revestimientos de polietileno que se emplean como barrera contra el agua. Las normas de repulpabilidad han sido desarrolladas por The Fibre Box Association y American Forest and Paper Association, y la certificación y las pruebas se pueden obtener a través de la Western Michigan University.

Fabricación: cualquier innovación debe fabricarse en operaciones comerciales y alcanzar unos estándares de productividad y calidad similares a los de los productos actuales. Se trata de un reto importante, ya que las tecnologías existentes se han utilizado durante décadas y se han optimizado para alcanzar unos estándares de costo y calidad aceptados. En algunos casos, para lograr la funcionalidad requerida del embalaje, será necesario invertir en equipos nuevos y deberá desarrollarse una nueva cadena de valor. Por ejemplo, las barreras de polietileno se laminan al papel mediante equipos de extrusión. Se aplicarán al papel nuevos revestimientos de barrera más sustentables utilizando equipos totalmente diferentes, como las máquinas para estucar de cortina.

Costo: a pesar del enfoque en la sustentabilidad, el costo siempre será un aspecto clave para los propietarios de marcas y los consumidores. El monto que los propietarios de marcas y los consumidores deberán pagar por una solución más sustentable sigue siendo un gran interrogante. Incluso si la legislación retira las tecnologías actuales, seguirá habiendo un enfoque en el desarrollo de la solución alternativa más rentable.

Para superar estos retos difíciles, han surgido varios consorcios industriales en los que participan propietarios de marcas, empresas de embalaje, productores de papel y proveedores de materias primas. Entre los ejemplos de los principales consorcios de la industria se incluyen:

La Coalición de Embalajes Sostenibles, una colaboración que requiere membresía y cree en el poder de la industria para hacer que los embalajes sean más sustentables. Son líderes en embalajes sustentables y sienten pasión por la creación de embalajes que sean buenos para las personas y el medio ambiente.

Una alianza entre industrias, 4evergreen, fomenta las sinergias entre las empresas que promueven envases con bajo contenido de carbono y basados en fibras circulares. Al unir toda la cadena de valor, 4evergreen fomenta la cooperación con una perspectiva integral del ciclo de vida de los embalajes basados en fibra.

El proyecto Piloting Alternatives to Plastics de VTT ha reunido a más de 50 empresas para cooperar con el fin de reducir la necesidad de plásticos mediante el uso de fibras naturales.

El Reto NextGenCup de Closed Loop Partners está patrocinado por importantes propietarios de marcas como Starbucks, McDonalds, Wendy's, Yum Brands y Nestle para desarrollar soluciones innovadoras que tengan el potencial de convertir los 250000 millones de vasos de fibra que se usan anualmente a partir de residuos en un material valioso en el sistema de reciclaje.

Inversión en Alternativas al Plástico de Solenis

Por su parte, Solenis ha estado desarrollando materiales de embalaje para alimentos y bebidas que no utilizan plásticos, recubriendo papel o cartón con materiales poliméricos sin PFAS que pueden evitar que el agua y la grasa destruyan el embalaje. Estos inventos incluyen los revestimientos de barrera a base de biocera,TopScreen™, recubrimientos de barrera resistentes a aceites y grasas TopScreen™ (para envases flexibles y vasos), los recubrimientos de barrera repelentes al agua (para papel y cartón) y la tecnología Contour SM sin PFAS resistente a aceites y grasas (para pulpa moldeada). En sus recomendaciones, el informe de la OECD sobre PFAS mencionó TopScreen™ como alternativa a esa familia de productos químicos de barrera.

Solenis también ha estado trabajando con empresas de la industria de envasado de alimentos en todo el mundo para desarrollar barreras más sustentables y rentables que permitan el envasado basado en papel que se puede incorporar a una amplia variedad de cadenas de suministro.

En 2019, Solenis fue uno de los 12 ganadores del NextGen Cup Challenge, una competición global para desarrollar un vaso para llevar de fibra reciclable y/o compostable. Ganó por su invento de revestimiento de barrera TopScreen™ que permite un uso más sustentable del papel para fabricar un vaso reutilizable y reciclable, el pilar principal de la industria de los alimentos y bebidas de servicio rápido.

Obtenga más información sobre estos esfuerzos para reducir el plástico en nuestra página web de envases de papel para alimentos y bebidas. Y si desea colaborar para impulsar la innovación en el envasado sostenible de alimentos y bebidas, póngase en contacto con nosotros hoymismo .

Richard Brooks

Director de Marketing Global - Embalajes para el Consumidor

Richard se unió a Solenis en 2017 tras 35 años de carrera en DuPont y Sonoco. Tiene una gran pasión por la innovación y el crecimiento colaborativo y disfruta trabajando con equipos internacionales interdisciplinarios para ofrecer soluciones sustentables nuevas en el mundo.